OBISPO DEJA EL VATICANO Y ADMITE SU ROMANCE

Noticias Vina
OBISPO ARGENTINO ADMITIÓ ROMANCE
CON UNA MUJER Y ENVÍA SU RENUNCIA
http://www.eltribuno.info - El obispo argentino de la diócesis de Merlo-Moreno y ex-presidente de Cáritas para la región América Latina y el Caribe, Fernando María Bargalló, de 57 años, puso punto final a la novela en torno de fotografías comprometedoras, reconoció su romance con una mujer y envió su renuncia al Vaticano. Fuentes eclesiásticas confirmaron que Bargalló, quien unas horas después de que trascendieran las imágenes junto a una mujer en una playa de México había dicho que se trataba “de una amiga de la infancia”, finalmente tuvo que admitir frente a los sacerdotes de su diócesis su relación amorosa con la mujer y entregó en mano su dimisión como obispo ante el enviado del Papa en la Argentina, Emil Paul Tscherrig.  Ahora, Benedicto XVI - que ya había sido informado sobre la situación - deberá decidir si acepta la renuncia de Bargalló, quien estaba posicionado como uno de los posibles reemplazantes de Jorge Bergoglio en el Arzobispado de Buenos Aires, y designar además a un nuevo obispo en la diócesis de Merlo-Moreno. La historia se inició el martes pasado, cuando a través de las redes sociales circuló una serie de fotografías donde Bargalló aparecía caminando y bañándose con una mujer en una playa.

Pese a que las imágenes son explícitas, con abrazos y casi besando a una mujer en una alberca de un hotel de lujo en México, durante varios días el obispo ratificó su lealtad a los votos de castidad y de pobreza, y siguió afirmando que estaba “comprometido con Dios y con la Iglesia” Católica. Sin embargo, los detalles no tardaron en ser dados a conocer. El encuentro se había producido en un lujoso hotel de Puerto Vallarta y la mujer era una empresaria gastronómica divorciada, de 56 años, oriunda de San Isidro, Buenos Aires, llamada María de las Victorias Teresa Martínez Bo. Ante tanta evidencia, Bargalló admitió, frente a los sacerdotes de su diócesis, su romance con la mujer, que se habría iniciado en la adolescencia de ambos. Ella estuvo casada durante casi tres décadas, separándose hace poco más de dos años, y en enero de 2011 protagonizaron el viaje del cual se rescataron las imágenes. Bargalló no pudo ocultar más la historia y presentó su renuncia como obispo. Fuentes eclesiásticas dejaron trascender que la aparición de las fotos se relaciona con la posibilidad de que Bargalló sea elegido por el papa Benedicto XVI para reemplazar a Jorge Bergoglio en el Arzobispado de Buenos Aires, la diócesis más importante del país. 

Al Obispo Católico Fernando María Bargalló, y a una mujer rubia se los vio nadando juntos en un resort de lujo en México. En una foto está en el agua cara a cara con la mujer en bikini. Al principio el Obispo argentino negó insinuaciones sobre una historia de amor y dijo que eran sólo inocentes vacaciones, sin embargo a la luz de los hechos, tuvo que admitir a los sacerdotes de su Diócesis su relación amorosa con la mujer y presentó su renuncia al enviado Papal en Argentina. Cuando se vive en celibato, no se debe coquetear con mujeres ni hablarles íntimamente, pues la lujuria es el gran enemigo del practicante espiritual.

¿QUÉ NOS DICEN LAS ENSEÑANZAS VÉDICAS?
Tan pronto como aceptamos la Lujuria, nuestra compresión filosófica internamente se pervierte y nos volvemos muy confundidos. No entendemos nada, y allí empiezan nuestros conflictos con el entorno. Fidelidad significa determinación, si no hay determinación uno no se puede ser fiel. Controlar a la mente, significa purificar a la mente, y purificar a la mente significa controlar los sentidos. Los sabios nunca quieren que actuemos pecaminosamente, pero la lujuria nunca quiere que escuchemos el consejo de los sabios. … La Castidad no es un tipo de represión, es solo mantener los pensamientos transparentes, limpios y sinceros, sino de lo contrario se pierde la pureza de la inteligencia. Hay que tener pureza para ser ecuánime y hay que ser ecuánime para no cometer ofensas. De acuerdo a la pureza que queramos alcanzar, será la capacidad que tendremos para rechazar la impureza; y ese es el camino de la libertad: buscar la pureza, y cuanto mas la ambicionas, mas rechazas las propuestas impuras. Si una persona no tiene mucho interés en corregirse o en dejarse corregir, no tiene mucha pureza, pues el interés en las cosas puras nos vuelve puros. La honestidad refleja nuestro nivel de comprensión en la vida espiritual.