MUCHOS JUGUETES PUEDEN DAÑAR A SU NIÑO

Noticias Vina
NO ARRUINE LAS PRÓXIMAS 
FIESTAS CON MATERIALISMO
Por Jennifer Coburn - En la temporada navideña, no nos llenemos de regalos, juguetes y chucherías. La gula del consumo afecta negativamente a nuestra salud - y la salud de nuestros hijos. El estadounidense promedio gasta más de $ 1,000 durante la época de Navidad, según Buy Nothing Christmas, una organización que aboga por simplificar las fiestas. A pesar del hecho de que EE.UU. representa el 4,5 % de la población mundial, consumimos un 40 % de sus juguetes. Un niño de primer grado es capaz de reconocer 200 marcas y compra unos 70 juguetes nuevos al año. En "Born to Buy", un análisis del consumismo en los niños, el profesor Juliet Schor explica que cuanto más los niños entran en la cultura comercial, es más probable que sufran de depresión, ansiedad, dolores de cabeza, de estómago y de aburrimiento. Los adolescentes con valores materialistas son propensos a involucrarse en conductas de riesgo, como fumar, beber y usar drogas ilegales, y a sufrir trastornos de la personalidad como el narcisismo, la ansiedad de separación, la paranoia y el trastorno de déficit de atención.


Darles muchos regalos a los hijos les priva de algo más valioso: el tiempo y experiencias compartidas. El exceso de actividades en nuestras vidas hace que estemos muy ocupados o cansados para hacer un proyecto de arte de la familia, un juego de mesa o hacer galletas. No recuerdo haber asado castañas al aire libre, pero siempre me parecía una idea maravillosa. La mayoría de las familias dicen que lo que necesitan es más de tiempo - no cosas, y el ir y venir a los centros comerciales le roba su tiempo. La sobreabundancia de regalos navideños da satisfacción a corto plazo, pero graves son las consecuencias a largo plazo. No es sorprendente que los niños consentidos materialmente tienden a tener las peores relaciones con sus padres. El dinero no compra amor, pero financia una discordia familiar. No hay que terminar con los regalos festivos, pero sí agregar regalos conscientes a las fiestas navideñas. Debemos redefinir el dar, como comprar menos y hacer más. Los niños seguirán recordando las peleas de bolas de nieve y el tiempo pasado en familia mucho después de haberse cansado del juguete de este año.


El norteamericano promedio gasta mucho durante la temporada navideña y los regalos son parte de la experiencia festiva que han llegado a eclipsar el significado de tales festividades. Sea Navidad, Hanukkah, Kwanzaa, o solsticio de invierno, las fiestas nos ofrecen un período para reflexionar sobre lo que hace a la vida más bella y significativa. Y eso por lo general no viene en papel de regalo. El consumismo se basa en el deseo de compras bienes en grandes cantidades, y debemos evitar sus riesgos, proporcionandoles a nuestros hijos valores elevados y una asociación santa.

¿QUÉ NOS DICEN LAS ENSEÑANZAS VÉDICAS?
Cualquiera que haya trabajado con niños sabe que son vulnerables a su entorno. Sin embargo, los niños traen también de su vida anterior una carga compleja de karma bueno y malo y una tendencia particular de carácter. De hecho, la mentalidad de los padres durante la concepción atrae a un alma particular, con especial inclinación a convertirse en su hijo. Debido a esto, los padres iluminados se preparan para estar en conciencia espiritual durante la concepción. Así, su hijo será receptivo a la formación que le dará. ... De esta manera, el molde es fundamental cuando se considera la forma final que tendrá la escultura. Sin embargo, la calidad de la materia que se pone en el molde también es importante. ... Así que en vez de exponer a nuestros hijos al materialismo, debemos entrenarlos para que se conviertan en santos. Y en lugar de dejarlos que sean seducidos por la vida material, hagamos en torno de ellos una atmósfera espiritual que atraerá a otros.


Śrīmati Urmila devi dasi : 
“La Compañía que nos Hacemos”