ABUSO DE PORNOGRAFÍA ACABA CON LA LIBIDO

Noticias Vina
CONSUMIR PORNO EN EXCESO
AUMENTA RIESGO DE IMPOTENCIA
www.lacapital.com.ar - Consumir porno en abundancia puede terminar haciendo “cortocircuito” en los canales cerebrales del placer, producto del exceso de imágenes de sexo que se van acumulando, y causar el descenso de la libido, la ausencia del deseo e incluso disfunción eréctil.  Una reciente investigación realizada por la Asociación de Andrología y Medicina Sexual italiana y publicada en “Psychology Today” ha revelado que los jóvenes que consumen pornografía con regularidad desde la adolescencia (14-15 años) tienden a padecer disfunción eréctil y pérdida de deseo cuando rondan los 25.  Al parecer la causa no es tanto psicológica como fisiológica.  Según explica Carlo Foresta, director del estudio, los usuarios de pornografía, tras muchos años de consumo, terminan por dormir la respuesta natural de su cerebro a la estimulación sexual. 

El placer sexual nace en el cerebro, cuando se segrega una sustancia llamada dopamina (que se activa ante la novedad, la sorpresa o la ansiedad) y ésta provoca a su vez el deseo sexual y, por tanto, la erección.  Sin embargo el estudio sostiene que si el cerebro está acostumbrado a la estimulación a través del porno, la respuesta se va haciendo cada vez más difícil pues las imágenes eróticas cada vez son menos emocionantes y menos sorprendentes.  Por este motivo la disfunción eréctil provocada por el abuso de la pornografía es difícilmente solucionable con pastillas, ya que éstas actúan directamente sobre el sistema cardiovascular (potenciando el flujo de sangre en el pene), pero no sobre la segregación de dopamina.  Pero no hay que alarmarse, basta con dejar de lado el porno y en unos tres meses se conseguirá una respuesta sexual natural con una pareja real.

Los hombres sanos adictos a páginas pornográficas de Internet desarrollan incapacidad para estar activos con parejas reales, dicen dos nuevos estudios.  Cada vez hay más jóvenes que sufren de ‘anorexia sexual’ y son incapaces de tener una erección debido al consumo de porno por Internet y a la masturbación, que comienza siendo adolescentes.  Fotos y videos eróticos ya existían, pero la Internet posibilita un flujo interminable de picos de dopamina.  La escasa moralidad y la falta de creencias en valores superiores fomentan la pornografía, la prostitución infantil, y la violencia.

¿QUÉ NOS DICEN LAS ENSEÑANZAS VÉDICAS? 
La sociedad moderna posee diferentes elementos que conducen a sus integrantes a la perdición, tales como son la lujuria y la pornografía, ésta última es tan prominente, la cual se convierte en un gran peligro para el avance espiritual de una persona. ... La pornografía está en Internet, en revistas, en todos lados, inclusive en muchos de los escritos modernos en los cuales, al parecer sólo hay texto, pero está lleno de una pornografía espantosa. La pornografía es la peor ofensa a la gente y al sexo, porque describe al ser humano solamente como si fuera una fuente de placer, mejor dicho: El cuerpo sería el regalo que Dios ha dado para disfrutar irresponsablemente de quien sea, cuando sea y cómo sea. ... Así, el mundo anda de mal en peor, es lo que nosotros observamos, y tenemos que hacerle frente, porque la lujuria y la pornografía son los enemigos número uno para el avance espiritual.  Dios dice en el Bhagavad Gita - “kāma esha krodha esha rajo-guna”: “La lujuria es el más grande de los pecados del ser, la lujuria es el enemigo pecador de este mundo que todo lo devora”.